viernes, 12 de diciembre de 2014

Escapada de fin de semana a Ámsterdam 2 - ¡Recomendados!

Para completar la pequeña guía de fin de semana de Ámsterdam, aquí os dejo unos pocas recomendaciones.

Comida

Como todos los países del mundo, Holanda tienen sus especialidades, y como muchos países nórdicos, son bastante grasientas, ¡pero hay que ver lo buenas que están! Estos son los platos típicos por excelencia:


Vlaamse frites
Lo que vendrían siendo patatas fritas. Se pueden comer con diferentes salsas, pero la salsa por excelencia es la mayonesa. ¿Por qué son típicas? No lo sé. ¿Por qué lo son las pipas en España? El sitio más emblemático para comerlas es el Vlaams Friteshuis Vleminckx; al parecer la tienda de patatas fritas más antigua de Ámsterdam.

Foto de: blog.amsterdamcitytours.com (Marcus)

Pannekoeken
Se parecen mucho a los crêpes franceses, pero son más grandes y se preparan con una mezcla de harinas. Además, si no me equivoco, se cocinan durante más tiempo, por eso en lugar de quedar blanditos como los crêpes, quedan algo crujientes. Yo los comí en un restaurante con plato y cubiertos y me lo sirvieron sin doblar; simplemente la base con los ingredientes encima, como una pizza. Buenísimos.

Foto de Flickr: Greta


Stroopwafels
Lo cierto es que ya no tiene tanto encanto como antes comerlos o comprarlos en Holanda, porque los importan a todo el mundo y es relativamente fácil encontrarlos en España (yo los he visto en El Corte Inglés y en Tiger), pero sí que podéis encontrarlos bastante más baratos. Para quien no sepa de qué hablo, los stroopwafels son unas galletas muy finas rellenas de una especie de caramelo, mezcla de melaza, azúcar, mantequilla y canela. ¡Están deliciosas! Eso sí, si estás a dieta aléjate, porque engordan solo de mirarlas.

Foto de: wafelhaus.weebly.com


Quesos
No necesitan presentación. ¿Quién no ha probado, o al menos oído hablar, del queso Gouda, el Maasdam, o el Edam? Todos ellos llevan el nombre de su localidad de origen y están riquísimos por igual. Pero no son los únicos quesos que hay en Holanda. Con la cantidad de prados y vacas que tienen, ¡había que sacarles provecho! Basta con acercarse a cualquier mercado o a alguna tienda de quesos para sumergirse en un nuevo mundo del queso. Quesos de cabra, ahumados, especiados...



Transporte

Ámsterdam no es muy grande. De hecho teniendo en cuenta que es una de las ciudades europeas más importantes es sorprendentemente pequeña. La mayoría de calles que resiguen los canales y trazan un laberinto por el centro histórico de a ciudad son algo estrechas y es difícil encontrar aparcamiento, por lo que vete descartando la idea de moverte en coche.

Sin embargo tienen unas infraestructuras increíbles para moverse en bicicleta. La ciudad está llena de carriles bici y aparcamientos para bicis y lo mejor de todo es que el terreno es totalmente llano, así que no hace falta ser un superdeportista para turistear por la ciudad en bicicleta.

Hay muchos tours organizados en bici, como los de Yellow Bike. Si eres de los que prefiere descubrir la ciudad por su cuenta, también hay muchísimas tiendas de alquiler de bicis.

Además de la bicicleta, otra buena manera de moverse por Ámsterdam es a pie. Al tratarse de distancias cortas, tendrás oportunidad de descansar de vez en cuando en algún museo o café y seguro que descubres rincones ocultos de lo más interesantes.

También hay una buena red de transporte público interurbano que incluye tranvías y autobuses por un precio razonable. Pero con los buenos motivos que he dado para ir en bici o andando... ¿estás seguro de que quieres coger un autobús? Te doy un motivo más: recorrer la ciudad en bici o andando es una manera excelente de hacer deporte sin ni siquiera darte cuenta. ¡Así luego podrás atiborrarte a pannekoeken y stroopwafels sin ningún tipo de remordimiento!

Y por último, no olvidemos los barcos. No estoy segura de que ir en barco sea una buena forma de moverse por la ciudad, pero si hace buen día, dar un paseo en barco por el centro puede ser muy agradable.


Mercados

Una de las cosas que más me gusta cuando viajo es visitar mercados. Los mercados han sido desde siempre el centro de la vida de las ciudades y en ellos puedes captar algo de la esencia del lugar. La comida, las costumbres, el idioma, la gente...

En Ámsterdam hay bastantes mercadillos repartidos por la ciudad que abren distintos días de la semana.

Uno de los mercados más famosos es el Bloemenmarkt, el mercado de las flores, que abre de lunes a sábado. No está de más darse una vueltecita y comprar algunos bulbos de tulipanes para llevarse de recuerdo. Wikipedia me acaba de chivar que es un mercado flotante, pero la verdad es que cuando estuve ni me di cuenta. Si vas, presta atención y déjanos un comentario =)


Otro mercado que, en mi humilde opinión, no puedes dejar de visitar, es el Boerenmarkt, el mercado de comida biológica que hay cada sábado en Noordermarkt. Los vendedores de los puestos son las personas que cultivan los productos o los preparan artesanalmente. Nadie mejor que ellos para aconsejarte y nada mejor que comida de verdad, para variar. Encontraras fruta, verdura, setas de todo tipo, infinidad de quesos, panes y bollos y muchas otras cosas. Este mercado se encuentra en pleno Joordan, que como comenté en la anterior entrada sobre Ámsterdam, es uno de los barrios más de moda y también con más encanto de la ciudad.



Coffee Shops

Es de todos sabido que una de las grandes atracciones de Ámsterdam es la droga. O era, ya que ahora los coffee shops solo están autorizados a vender marihuana a residentes de la ciudad. No quiero entrar en muchos detalles con un tema tan controvertido como son las drogas. Simplemente quería comentar que si te interesa probar marihuana en Ámsterdam quizás aún tengas posibilidades, ya que al parecer los coffee shops no son tan estrictos con el tema como deberían.


De los cientos de coffee shops que hay en Ámsterdam  he visitado pocos y recuerdo aún menos, pero recomiendo el Abraxas. A pesar de estar céntrico, está algo alejado del barullo y fumes o no fumes, la decoración es original y acogedora.


Si realmente te interesa aprovechar el viaje para pegarte un viaje (no he podido resistirme a la broma fácil, lo siento) olvídate de fumar y prueba un space brownie o space muffin, a la venta en coffee shops y alguna que otra cafetería normal y corriente. Pero ten en cuenta esto:

1. No compres los brownies o muffins envasados, solo los caseros
2. Ni se te ocurra comer uno entero

 

Tiendas

Si te apetece llevarte algunos recuerdos de Ámsterdam o simplemente comprarte unos caprichitos pásate por Hema. Es una cadena de supermercados, pero de esos en que venden de todo, bonito y barato. Es el sitio perfecto para comprar kilos de stroopwafels para toda tu familia por muy poco dinero, pero también encontrarás objetos de papelería la mar de monos, ropa, quesos... Hay que destacar sus galletas. Tienen no sé cuántos tipos de galletas y están todas buenas. Ten cuidado, porque es una de esas tiendas como IKEA; una trampa mortal. Ibas a por una lámpara y te llevas mobiliario para dos casas.

De manera más general, el barrio de Joordan también es una buena zona para ir de tiendas. La mayoría son tiendas pequeñitas de diseñadores o artesanos independientes y puedes encontrar cosas muy originales.

Restaurantes

No puedo recomendar muchos restaurantes, ya que tuve la suerte de poder comer en casa de mi tía, que es una cocinera estupenda. De los que he probado me quedo con estos dos:



Vale, recomendar un italiano en Ámsterdam no es muy ortodoxo, pero cuando pruebes su focaccia o su lasaña te aseguro que no te lamentarás por no haber ido a un sitio tradicional holandés. Este pequeño local está dirigido y atendido por italianos. Es una pequeña tienda de productos importados de Italia (y de buena calidad, por cierto) en la que se hacen sitio unas pocas mesas. No hay mucha variedad. Lasaña vegetal y de carne, focaccia, bocadillos, pasta y uno o dos postres, pero todo rico rico, que diría Arguiñano.

Un restaurante vegetariano con opciones veganas y platos originales. Muy rico y muy sano. El local desprende cierto aire hippie y buenrrollista y si hace buen tiempo ponen unas mesitas en la calle junto al canal.


Otros

Cine The Movies
No sabía dónde meter esto, pero quería recomendarlo, así que he creado un apartado extra exclusivamente para el cine The Movies. Se encuentra no muy lejos del centro, en Haarlemmerdijk.
Es un cine antiguo (¡del 1912!) que ha mantenido una estética retro y proyecta películas modernas independientes. Además tiene un bar/restaurante a la entrada. Un sitio de lo más curioso para tomar un café, cenar o ir a ver una película, que al final es para lo que están los cines. En Holanda las películas son en versión original con subtítulos, así que es posible que haya alguna película en español o inglés, francés...



Y con esto doy por concluida la guía de fin de semana de Ámsterdam. Es posible que haya olvidado cosas, pero te animo a preguntar lo que quieras e intentaré forzar a mi memoria u te redirigiré a Google.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

2 comentarios:

  1. Os odio profundamente xD que buena pinta tiene todo!!! a estas horas no se hace jajaja

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué buena pinta tiene todo!

    Las Stroopwafels yo las probé por primera vez en Starbucks, aunque ahora también las venden en el Lidl a un precio mucho más razonable. Aunque claro, luego viene el remordimiento, como bien has dicho :3 jejeje

    De lo que no había oído hablar es de los Pannekoeken, sin duda, una opción que me guardo para cuando visite Ámsterdam ^^

    ¡Saludos!

    Chelo

    ResponderEliminar

Comenta, ¡queremos saber qué te ha parecido!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...