lunes, 22 de septiembre de 2014

Estatuas que da suerte tocar

Foto vista aquí
Algo muy divertido de viajar es descubrir mitos o supersticiones y, aun creyendo en ellas o no, llevarlas a cabo "por si acaso" o por el simple hecho de hacer algo típico del lugar, como lo de tirar monedas en fuentes, colgar candados en puentes o encontrar la rana en la fachada de la Universidad de Salamanca, por ejemplo. Una de las supersticiones que más curiosas nos parecen es la de tocar ciertas partes de estatuas o monumentos "porque da suerte". Nosotros hoy os traemos unos cuantos ejemplos de estatuas que debéis tocar para atraer la fortuna y la buena suerte.


Porcellino Italia
Porcellino - El hocico
Florencia - Italia
Foto vista aquí

Julieta verona
Julieta: El pecho derecho
Verona - Italia
Foto vista aquí

Everard't Serclaes: La mano
Bruselas - Bélgica
Foto vista aquí

Estatua niño Castillo de Praga
Estatua de un niño en el castillo de Praga: El pene
Praga - República Checa
Foto vista aquí

Crazy Girls: El trasero
Las Vegas - Estados Unidos
Foto vista aquí

Liebre catedral de Salamanca
Liebre de la suerte en la Catedral de Salamanca
Salamanca - España
Foto vista aquí

Glücksbringer Alemania
Glücksbringer: El anillo
Nuremberg - Alemania
Foto vista aquí

Estatua presidente Lincoln
Presidente Lincoln: La nariz
Springfield - Estados Unidos
Foto vista aquí

Grgur Ninski Eslovenia
Grgur Ninski: El pie
Split - Eslovenia
Foto vista aquí

Puente Carlos Praga
Puente Carlos: la placa
Praga - República Checa
Foto vista aquí

Rolando Bremen
Rolando: Las rodillas
Bremen - Alemania
Foto vista aquí

Victor Noir: La entrepierna
París - Francia
Foto vista aquí

Por supuesto, hay muchísimas más estatuas "manoseadas" a diario en todo el mundo. ¿Conocéis vosotros alguna? ¿Creéis en estas supersticiones, o pasáis de largo cuando veis este tipo de cosas?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

  1. Al final las estatuas están desgastadas de tanto manoseo!! jejejeje En el puente de Praga de Carlos IV hay otra estatua que es también muy manoseada, la del santo San Juan Nepucemo.

    ResponderEliminar
  2. Se me ocurre la estatua de Molly Malone de Dublín, sus pechos brillan un montón porque hay que tocárselos para volver. Yo "creo que no creo" pero siempre los toco, "no vaya a ser"... jeje
    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
  3. En Mons, Bélgica, hay un mono en la Grand Place y hay que tocarlo con la mano izquierda para que dé suerte!
    Me gusta mucho la cabecera del blog, os está quedando muy chulo! :)

    ResponderEliminar

Comenta, ¡queremos saber qué te ha parecido!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...