viernes, 19 de septiembre de 2014

El Erasmus, esa gran experiencia

Old Market Square y Ayuntamiento
Tal día como hoy, hace seis años, cogía un avión desde el aeropuerto de Girona hasta el de East Midlands (Inglaterra). Tenía 19 años, iba cargada con dos maletas y, desde que crucé el control de seguridad, estaba completamente sola. Me embarcaba hacia la que resultó ser la mejor experiencia de mi vida hasta la fecha: el Erasmus. Seguramente no leáis aquí nada que no se haya dicho ya; para mí y cada vez para más gente es indispensable marcharse una temporada fuera mientras se cursa una carrera, pero hoy os voy a contar mi experiencia.



Como quizá ya sabéis si habéis leído la sección «About us», los Ameseros Viajeros nos conocimos en la universidad, ya que todos estudiamos Traducción e Interpretación. En segundo de carrera era obligatorio marcharse todo el primer trimestre a un país donde se hablara nuestra primera lengua extranjera, así como también teníamos la opción de volver a marcharnos si lo deseábamos en cuarto. Costó decidirse por un destino, pero finalmente me decanté por Nottingham, donde tuve la gran suerte de coincidir con Judith.

Judith y yo disfrutando de los primeros días

El Erasmus fue una experiencia que me enseñó muchas cosas: a crecer, a espabilarme, a aprender a estar lejos de los que quieres, a mejorar un idioma, a apañárselas cuando las cosas se complican y estás sola, que una pareja puede sobrevivir en la distancia, que las personas a las que tienes cerca son como tu familia en ese momento.

¡Y qué decir de la ciudad! Era pequeña pero preciosa, tenía todo lo imprescindible, tenía su historia (es el hogar de Robin Hood =P).

Estatua de Robin Hood

Fue muy agradable pasar tres meses allí y adaptarse a las costumbres inglesas, porque la verdad es que uno acaba haciéndose a todo… Cuando llegué comía unas 6 veces al día, porque al estar en una residencia me tenía que adaptar a los horarios y a las cantidades o no comía, así que siempre tenía hambre. Pero, oye, poco a poco se consigue. Eso sí, a lo que nunca me acostumbré es a comer tanta patata (sobre todo fritas). ¡Una vez incluso las había camufladas de croquetas! Otra cosa a la que te acabas acostumbrando es al tiempo. En 4 minutos puede caerte el chaparrón de tu vida y empaparte de arriba hasta abajo para que en cuanto te pongas a cubierto deje de llover, y para muestra un botón:

Así quedamos tras el chaparrón...

Por último, la prueba definitiva de que nos habíamos hecho a la vida de allí fue decir esta frase: «¡Ya son las 5, es súper tarde! Venga, vamos a coger el bus para volver a la residencia». ¡Pero si aquí a las 5 de la tarde salimos! Pero, oye, es comprensible: si no, no cenábamos.

Para mí el Erasmus se resume en tres cosas. En primer lugar, en todo lo que me aportó personalmente y en un nuevo modo de ver la vida. En segundo lugar, ahí se despertó mi espíritu viajero. Hasta entonces estaba latente, me atraía la idea de ver mundo desde que era niña, pero nunca lo había visto tan factible. Durante mi estancia en Nottingham fui a tantas ciudades como me fue posible. Así aprendí a espabilarme, a moverme, a buscar las mejores combinaciones, y desde entonces no he parado de viajar. Por último, forjé una amistad para toda la vida. Como os he comentado al principio de este post tuve la suerte de irme con Judith, y en aquellos tres meses fuimos inseparables y nos unimos un montón.

Aún hoy día recuerdo esa época con mucha nostalgia y cariño, y es que para mí fue una experiencia estupenda. Cada uno vive el Erasmus de una manera, pero creo que al final todos acabamos sintiéndonos de la misma manera y llegando al mismo punto.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

3 comentarios:

  1. Desde aquí un saludo y muchos ánimos a la hija de nuestra lectora y también blogger Carmen O., que se fue ayer de Erasmus también a Nottingham!

    ResponderEliminar
  2. Aquí otro Erasmus. En mi caso fue Bruselas. Y si, coincido que es una de las mejores experiencias bque he tenido. Saludos

    ResponderEliminar
  3. Precisamente Eva se marchó este jueves para alli, espero que sea para ella parecido a lo que fué para vosotras, un besote!
    Carmen

    ResponderEliminar

Comenta, ¡queremos saber qué te ha parecido!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...