martes, 10 de junio de 2014

VIENA, Bratislava y Praga I

Este es un viaje familiar a Viena, Bratislava y Praga que hice con mis padres, mi hermana y mi tía. Por ello quiero que tengáis en cuenta que el presupuesto no está calculado de la misma manera que si hubiera ido sola o con amigos, ya que hay que contar con que muchas veces a partir de cierta edad (no offense) algunos no están dispuestos a dormir en albergues y compartir habitación con desconocidos, trepar literas o soportar el ruido de las fiestas que se puedan organizar en hostales. Por otro lado, al ser familia, tuvimos que mirar bastante el presupuesto dentro de lo que cabe, ya que no es lo mismo pagarse un viaje uno solo que costear el de 4 personas de un mismo bolsillo. Aviso que no me voy a centrar tampoco en especificar dónde comimos, ya que solemos tomar algo por el camino en algún puesto de comida durante el día, y comprar pan y embutido para comer por la noche en la habitación. Así pues, este viaje está pensado para una familia con un presupuesto ajustado pero que exige unas mínimas condiciones de comodidad y espacio personal.


Dicho esto, empecemos. Este viaje se compone de 3 partes, y en esta entrada me centraré en la primera parada del viaje: Viena.

Volamos de Barcelona a Viena con Vueling el 1 de septiembre de 2010. Salimos a las 11:05h y llegamos a las 13:25h. Nada que destacar del viaje: rápido y puntual como siempre con esta compañía.

Llegamos a Viena y lo primero que hicimos fue buscar el hostal: la Pension Ani-Falstaff Wien. Teniendo en cuenta que de 5 que éramos, a mis padres les tocaba correr con los gastos de 4 personas, buscamos una opción económica y que estuviera céntrica para no tener que gastar en transporte. Estaba a unos 15 minutos caminando del centro, y la zona era de lo más normalita. Al localizar la pensión nos asustamos un poco: se veía una entrada descuidada en un edificio antiguo, y lo primero que pensamos fue "dónde nos hemos metido...". Sin embargo, la habitación resultó estar muy bien; era un apartamento de 5 personas, tenía su entrada con una mesita; un baño, una habitación con dos camas separadas y unas puertas dobles que daban a otra habitación con una cama individual, una mesa grande, TV, armarios, y una cama de matrimonio. Nos costó 142€ en total por 3 noches y 5 personas y nos sorprendió para bien: todo muy limpio y cuidado. 



Ese día visitamos Viena, y quedamos maravillados por todo lo que vimos. Es una ciudad grande, preciosa y llena de cultura. Se nota su pasado imperial en la grandeza de sus edificios y en la cantidad de museos y salas de concierto que hay. Caminando por la calle, hay muchos personajes vestidos de época que intentan venderte entradas a precios abusivos irrazonables de turista, y hay que echarle mucho valor para resistirse, pues estando en esa ciudad de repente le entran a uno ganas de culturizarse y asistir a una ópera. Y es que hasta los museos son impresionantes, como el de la Albertina, con su plataforma giratoria en la azotea. Y para muestra, un botón:

Visitando Viena

Visitando Viena

Visitando Viena

Visitando Viena

Visitando Viena

Visitando Viena

Visitando Viena

Visitando Viena


En definitiva, nos quedamos con una buena primera impresión de Viena. Durante los dos días que nos quedaban, intentaríamos aprovechar al máximo y descubrir la ciudad más a fondo, ya que solamente nos dio tiempo a una visita general, sin detenernos demasiado en algo concreto. Y habría que ponerse las pilas, pues al día siguiente nos esperaba Bratislava, y contaríamos con pocas horas más para seguir visitando la capital austríaca.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

4 comentarios:

  1. Praga y Viena son maravillosas!!!!! :-D
    Buen post!!

    Te invito a pasarte también por mi otro blog y hacerte seguidora:
    setratadeviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que lo son, sí!
      Ya nos hemos pasado por tu otro blog, te añadimos al blogroll para no perdernos ni una! ;)

      Eliminar
  2. Pues yo tengo que reconocer que Viena no es una ciudad que tenga en la lista de destinos próximos (aunque ya veo que os encantó), nosotros de hecho en tres días nos vamos a Austria y no la hemos incluido en la ruta. Eso sí, estaré atenta a todo lo que contéis sobre Praga que allí si que tengo muchísimas ganas de ir! Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que ya que os perdéis Viena, al menos sí visitéis Salzburg! Ciudad bonita donde las haya! :) Qué vais a visitar? Un saludo!

      Eliminar

Comenta, ¡queremos saber qué te ha parecido!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...