viernes, 20 de junio de 2014

Los trajes del Manneken Pis

Manneken Pis Bélgica
El Manneken Pis es uno de los símbolos de Bruselas. A pesar de medir tan solo 61 centímetros, cientos de personas se paran cada día en la esquina de Rue de l'Etuve con Rue du Chêne para ver a este niño meón y hacerse una foto con él. Muchos se sienten decepcionados al ver que esta estatua de bronce es tan pequeñita y se encuentra tan alejada, pues está en lo alto de una fuente y detrás de una verja que lo protege. ¿El motivo? Lo intentaron robar demasiadas veces en el pasado hasta que finalmente lo consiguieron. De hecho, la estatua que está expuesta actualmente es una copia de la original y se encuentra allí desde 1619. Pero ¿quién es el Manneken Pis? Os preguntaréis a estas alturas. ¿Por qué tiene una estatua?


 
Cuenta la leyenda que...

Existen varias leyendas acerca del origen del Manneken Pis. Estas son algunas de ellas:

- En 1142, las tropas del duque Godofredo III de Lovaina se dirigían a la batalla contra los Berthout en la actual Neder-over-Heembeek. Las tropas decidieron colgar al niño de dos años en una cesta y colgarlo de un árbol, desde donde orinó sobre las tropas enemigas, que terminaron perdiendo la batalla.

- La que yo conocía hasta ahora. En el siglo XIV, Bruselas llevaba bastante tiempo sitiada por una potencia extranjera. Los atacantes idearon un plan para colocar explosivos en las murallas, pero un niño llamado Juliaanske les estaba espiando y salvó la ciudad al orinar sobre la mecha encendida.

- La que más se le cuenta a los turistas. Un rico comerciante que visitaba la ciudad en familia perdió a su hijo pequeño. El niño fue encontrado riendo y meando en un pequeño jardín. Posteriormente el padre decidió ayudar a la construcción de una fuente en la que aparece su hijo orinando en la parte superior.

¡Gracias, Wikipedia! =D

Pero ¿esta entrada no iba de los trajes del Manneken Pis?

¡Ay, sí! A lo que iba. Algunos días, si pasáis a ver al Manneken Pis, veréis que, ¡sorpresa!, va disfrazado. Y es que el pequeñín tiene más de 800 trajes en su haber, así que algún uso habrá que darles. El primero le llegó en 1698 por parte de un gobernador, y a partir de entonces los presidentes del gobierno que han visitado Bruselas le han ido regalado más y más. Es tradicional disfrazar la estatua en ocasiones especiales, y existe un programa a seguir gestionado por la asociación Amigos del Manneken Pis. De momento, yo solo lo he visto disfrazado dos veces: de bombero y de arlequín.

Manneken Pis Bélgica TrajesManneken Pis Bélgica Trajes

Si sentís curiosidad, algunos trajes se encuentran expuestos en el Musée de la Ville, dentro de la Maison du Roi (en la Grand Place). Van cambiándolos cada cierto tiempo y la verdad es que algunos son súper curiosos:

Manneken Pis Bélgica Trajes

Lo cierto es que no se puede hacer fotos en el Musée de la Ville, pero... pero... cuando has trabajado mucho tiempo en un museo y visitas otro, ¡a veces te conviertes en el peor visitante que ha existido jamás! >.<

Aquí os dejo un enlace a la página web oficial del pequeñín con fotos en las que sale disfrazado. Poca broma, que yo soy fan suya, me paso cada día a visitarlo. ¡Todos a ver al Manneken en Bruselas! =D

P.D.: Algún día os contaré cómo descubrí que el Manneken Pis tiene un vestuario más amplio que Sarah Jessica Parker =P

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios:

  1. Si es verdad que decepciona un poquito al verla por pequeña pero al mismo tiempo da ternurita jejeje. Y los trajecitos una maravilla. A mi me gusta mucho, la que no me gusta nada es la Jeanneke.
    Bonita entrada Carol.
    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es cierto que la Jeanneke no es muy popular... A nadie le gusta! jaja.
      Muchas gracias por pasar siempre por aquí, Carmen! =)
      Un saludo!

      Eliminar
  2. Cuando fui a ver al Manneken Pis ya iba concienciada de lo pequeño de su tamaño, sin embargo, no dejó de sorprenderme. El lugar estaba repleto de un montón de turistas haciéndole fotos a una figurita enana de un nene haciendo pis. Por desgracia no tuve la oportunidad de verlo vestido. Quizás la próxima vez!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, quizá la próxima, Verito! =) Yo siempre paso por si acaso, y ya ves que al final solo lo he visto dos veces...! Si no, el Musée de la Ville es una buena alternativa ;)

      Eliminar
  3. Me he quedado a cuadros O_O parece un nenuco jajaja. No tenía ni idea ni de la leyenda ni de lo de los trajes! Qué curioso. Un saludito!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por compartir con vuestros lectores toda esta completa información sobre uno de los iconos bruselenses: el Manneken Pis. ¡Un saludo!

    ResponderEliminar

Comenta, ¡queremos saber qué te ha parecido!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...