lunes, 30 de junio de 2014

El dinero en Filipinas tiene un curioso origen...

Dinero Filipinas
Bueno, no el dinero en sí, sino la palabra. Por si algunos no lo sabíais, en el idioma de Filipinas (el tagalo) hay muchas palabras que derivan del español, como "silya" (silla) "kutsara" (cuchara) o "basurero". Como podéis ver, son el resultado de adaptaciones fonológicas de nuestro idioma; de hecho, ¿os habéis fijado que en las monedas de esta foto pone "Bancko sentral"? Pues bien, hoy os voy a contar el origen de la palabra "dinero" en tagalo: "pera". ¿Por qué? Pues porque me parece una historia divertida. Mucho ojo porque no tiene desperdicio, resulta bien curioso cómo un malentendido puede llevar a la formación de palabras nuevas...


En su día, años ha, y esto lo debéis de saber todos, los españoles colonizaron Filipinas durante más de tres siglos. De entre las muchas cosas que fueron impuestas por los conquistadores, la lengua fue quizá lo más notable, ya que era imprescindible para comunicarse. Pues bien, en una de esas, estaban los españoles explicándoles a los tagalos lo que era una moneda cuando sucedió la confusión, y de aquí surgen dos versiones:

Dinero Filipinas
La primera de ellas es que ya en España, los españoles se referían a la moneda de cinco céntimos como "perra chica" y a la de diez como "perra gorda", porque al parecer el león que salía en dicha moneda era bastante cutre y parecía más bien un perro. Así pues, los filipinos aprendieron que "perra" (pronunciado por ellos, "pera") era la palabra para referirse a "moneda". Nada del otro mundo, ¿verdad? Suena bastante coherente...

Yo soy más bien fan de la segunda versión, la cual me contó una amiga filipina, por lo que es información de primera mano: los españoles estaban explicándoles a los nativos del lugar que la reina de España de aquel momento era una "perra" y otras cosas malsonantes. Para hacer referencia a España, señalaban la moneda, ya que en ella aparecía también una mujer. Imaginaos la estampa: unos sosteniendo la moneda y diciendo "¡esta tía es una perra!" y los otros repitiendo "perra", "perra", porque pensaban que así se decía "moneda" o "dinero", sin saber que en verdad se estaban despachando a gusto insultando a la reina. Y así se quedó la cosa, así que si vais por Filipinas y oís posibles insultos a la hora de pagar, no os escandalicéis, ellos lo aprendieron así ;)

Ya os digo que son solamente historias que he leído o me han contado; puede que mi amiga se equivocara o que a ella ya le dieran una versión fraudulenta de la historia, pero yo os lo cuento y a partir de ahí cada uno que saque sus conclusiones. Vosotros qué pensáis, ¿habíais oído hablar de esto? ¿Conocéis otra versión diferente? ¿Sabéis de otros casos parecidos en esa u otras lenguas?
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios:

  1. Que curioso, cualquiera d elas versiones me han encantado! (Reconozco que soy mas fan de la segunda jejeje)
    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja nosotros también somos más fans de la segunda! =P Tiene más chicha, oye! Un saludo, Carmen! =)

      Eliminar
  2. Jaja, curiosas versiones. Coincido en que la segunda mola más. Un saludito :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo creo que igual la primera es más lógica, pero la que me tocó la patata fue la segunda, que es más divertida y además de manos de una filipina!

      Eliminar
  3. Curiosas las dos...quiero creer la primera pero no me extrañaría tammpoco que fuera por la segunda...jaja
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como digo, me decanto por la segunda por ser más divertida! jaja

      Eliminar

Comenta, ¡queremos saber qué te ha parecido!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...