jueves, 19 de junio de 2014

Cómo sobrevivir en Islandia (Primera parte)


¿Qué te viene a la cabeza si piensas en Islandia?

Si no has estado allí nunca, seguramente FRÍO.

Si has estado, ya sabes que el frío es una realidad, pero probablemente lo primero que te venga a la mente es lo increíble que es la naturaleza de ese país.

Mi imagen de Islandia hasta hace pocos meses era básicamente la de una isla congelada y nunca me había dado por ponerme a investigar si estaba en lo cierto o no.

Cosas de la vida, me encontré con alguien a quien le interesaba especialmente el país y por primera vez me entró curiosidad por saber qué había allí además de hielo.

Una búsqueda rápida en Google fue suficiente para encontrar tal cantidad de información sobre puntos de interés y actividades en Islandia, que no puedes sino sentirte tremendamente ignorante.

Así fue como empezamos a planear un viaje de 10 días alrededor de toda la isla.


Cómo llegar

Viajando a Islandia desde Irlanda, como era mi caso, la opción más factible por tiempo y dinero era coger un avión al aeropuerto internacional de Keflavik. Este es el aeropuerto principal de la isla y se encuentra a unos 50 km al sur de Reykjavik.
Volamos con una compañía low cost islandesa muy recomendable por su relación calidad/precio, llamada WOW Air. El nombre le hace a uno visualizar el avión despedazándose 5 minutos después de despegar, pero la verdad es que se trata de una versión amigable de Ryanair. Seamos realistas, no esperes pagar 30€ i/v. Los tiempos de los vuelos low cost por menos de 1€ forman ya parte de la prehistoria de la aviación comercial; pero esta compañía tiene precios razonables y lo mejor de todo son las frases ingeniosas escondidas en cualquier lugar, como el ala del avión o las bolsas para el mareo (qué bonito eufemismo).

Otra opción muy interesante, si no eres propenso a marearte y tienes bastantes días de vacaciones por delante, es coger un ferry directo de Hirtshals (Dinamarca) a Seydisfjordur, un pueblecito precioso situado en un fiordo del que hablaré más adelante. Está justo en el extremo opuesto de la isla respecto a Reykjavik, por lo que puede condicionar la ruta que planees.

Si tienes coche, viajar en ferry con él te resultará bastante más económico que volar a Islandia y alquilar un coche. Si no tienes coche propio, recomiendo el avión simplemente porque se tarda menos, pero desde luego el ferry es una opción mucho más aventurera.
Puedes consultar los horarios y tarifas de los ferrys en www.directferries.co.uk.


Cómo moverse en Islandia

A menos que vayas con algún tour organizado, la mejor opción es alquilar un coche (o llevar el tuyo).

En Islandia solo hay una carretera principal, la número 1, que sigue la línea de la costa alrededor de toda la isla. Hay unas cuantas carreteras secundarias, muchas de ellas sin pavimentar, que se desvían ligeramente de la principal, pero a partir de unos 100km hacia el interior de la isla solo hay carreteras de montaña que abren entre junio y agosto. ¿Por qué? Porque son carreteras de tierra y/o gravilla y durante el invierno no están atendidas por el servicio nacional de carreteras, por lo que te puedes encontrar cualquier cosa, desde 1 metro de nieve, hasta un río atravesando la carretera.

La web del servicio de carreteras de Islandia es indispensable para saber qué carreteras es mejor evitar.

Si vas a alquilar un coche ten en cuenta estos consejos generales acerca del alquiler de coches (os habla alguien del sector).

Un punto importante en cuanto al alquiler de coches en Islandia es contratar el seguro de protección por daños causados por gravilla. ¿En serio? Sí. Islandia es naturaleza pura. Da igual si eres un kamikaze al volante o el modelo ejemplar de contucdor según la DGT. La realidad es que hay piedras por todas partes y no vas a poder evitarlas. Probablemente el coche tendrá alguna rayada o alguna mella más en la chapa que cuando lo recogiste y la compañía de alquiler te va a cobrar lo que le parezca oportuno (ejem) por la repación, así que lo mejor es contratar ese seguro y cubrirse las espaldas. Todas las empresas de alquiler de coche que operan en Islandia ofrecen este seguro. Yo pagué 5€ al día por él, para que te hagas una idea.

Coger un 4x4 no es indispensable, pero te da infinitamente más libertad para meterte por carreteras imposibles (ellos las indican como "impasables", "impassable" en inglés, pero viene a ser lo mismo).

Visitando Islandia
Posando orgullosa con la mejor inversión del viaje.

Otras opciones son la moto o la bici, alquiladas o propias, pero solo es factible entre junio y agosto, aproximadamente. Ten encuenta el tiempo (temperatura, viento, precipitaciones) y tu propia forma física. No es como ir a comprar el pan, desde luego. Si no estás acostumbrado a hacer muchos kilómetros y a aguantar las inclemencias del tiempo, es probable que te arrepientas de tu elección el primer día de viaje cuando, en un período de 2 horas te haya nevado, granizado y llovido encima, tengas la cara quemada del sol y el viento no te deje avanzar tan rápido como te gustaría.


Alojamiento

Realmente no tienes mucha elección... En un país semidesierto con kilómetros de naturaleza salvaje entre granja y granja, más vale que tengas planeado dónde dormir.

Si haces el viaje en verano una buena opción, además de económica, son los cámpings. Hay bastantes zonas de acampada, al menos cerca de la costa y de los puntos de interés más destacables.

Por supuesto también hay hoteles, B&Bs y hostales, pero tendrás más o menos (o ninguna) elección dependiendo de la zona y de lo grande que sea la población en la que pienses pasar la noche.
Los lugares más turísticos de la isla se concentran en el sur/ sur-oeste de la isla, por lo que en esa zona no debería ser muy complicado encontrar alojamiento. Nosotros reservamos a través de booking.com y nos fue genial. Imagino que a estas alturas todo el mundo conoce esta página, pero no puedo dejar de recomendarla.
No voy a comentar todos los sitios en los que dormimos, pero recomiendo especialmente estos:

Capital Inn  (Reykjavik): Se autoproclaman guesthouse, pero viene a ser un hostel, muy bonito, eso sí. Las habitaciones y baños son modernos y estaban muy limpios. El desayuno y wifi están incluidos y los precios son muy razonables. El recepcionista era muy majete, que siempre se agradece.

Guesthouse Fagrilundur (Reykholt): El nombre hace pensar en una cueva de orcos, pero en realidad es una casita de madera adorable, con unas habitaciones preciosas, limpísimas y modernas, de esas que te hacen pensar:  "¡Me gustaría que mi habitación fuese así!". Los propietarios son un matrimonio islandés encantador. El señor es probablemente una de las personas más habladoras que he conocido. Incluye wifi y un desayuno casero buenísimo. También tiene un precio razonable.

Guesthouse Fagrilundur
Guesthouse Fagrilundur


Hafaldan Hostel (Seyðisfjörður): Un hostel de toda la vida, sin desayuno incluido, pero con baños nuevos, habitaciones muy limpias y una cocina grande y bien equipada. Además está justo en medio de un valle muy estrecho al fondo del fiordo donde llegan los ferrys desde Dinamarca.

Harbour Hostel (Stykkishólmur): Un hostal normal y corriente, con una decoración bastante original por austera y hipster. Muy nuevo, limpio y, a pesar de que no hay desayuno incluido, por la mañana nos encontramos café hecho (no tomo café, pero la verdad es que olía genial) y un pan delicioso.

Imperdibles

La isla es un espectáculo natural contínuo. Es imposible recorrer más de 300m sin pararte a observar algo.
Además el paisaje cambia radicalmente dependiendo de la zona, lo que asegura paisajes y actividades para todos los gustos; pero también dificulta la elección de que sitios visitar si no tienes mucho tiempo.

Espero que este listado de recomendaciones de qué no perderse os sirva de guía a la hora de escoger. Los lugares están listados según la ruta que hicimos (de Reykjavik a Reykjavik dando la vuelta a la isla en sentido antihorario), no por preferencia. Eso lo dejo a tu juicio, dependiendo de tus gustos.


1. Blue Lagoon

La primera para del viaje fue en este archiconocido spa, como autoregalo para descansar de las horas de avión y carreras por el aeropuerto con las maletas a cuestas.
Increible. No puedo decir más.
Si tienes que elegir un solo sitios en Islandia: Blue Lagoon.
El entorno es espectacular. Un campo inmenso de lava que se extiende más allá del horizonte. Y ahí, en medio de toneladas de roca volcánica, un lago azul celeste a 40º. Si te pilla granizo o nieve, como a nosotros, es aún más surrealista, aunque también más incómodo, no nos engañemos.Viéndolo cualquiera diría que es artificial, pero es totalmente natural. El color se debe a los minerales y algas que contiene.
Un consejo a la gente con el pelo largo: No cometáis el error que cometí yo. Si la gente lleva moño, no es porque sean unos finolis que no quieren mojarse el pelo; tiene una razón de ser: el pelo se te queda como escarpias durante 2 o 3 días, te eches la cantidad de suavizante que te eches. Avisados estáis.
Las instalaciones están muy bien. Hay muchísimas duchas, taquillas para la ropa, secadores, una cafetería con comida bastante buena aunque con precios de infarto y un bar con cerveza fresquita y smoothies recién hechos en medio del lago (!). Además ofrecen masajes y otros tratamientos no incluidos en el precio de la entrada, que vale unos 35€. Según el presupuesto que tengas te puede parecer algo caro, pero créeme, no te arrepentirás.

Blue Lagoon Islandia
Blue Lagoon


2. Reykjavik

Sinceramente es una ciudad bastante deprimente. El tiempo puede variar dependiendo de la época del año, pero al fin y al cabo es Islandia, así que... hace frío y la gente está encerrada en sus casas.
Con la excepción de la Hallgrimskirkja, la Harpa (la ópera) y unas cuantas esculturas modernas muy creativas y bonitas, como Sólfar (el famoso barco vikingo), la arquitectura y la ciudad en general no tienen mucho encanto. Eso sí, si sales por la noche durante el fin de semana descubrirás un mundo nuevo. Las calles del centro, bastante pequeñito, se llenan durante unas horas de gente que sale de sus madrigueras para meterse en los bares.

Hallgrimskirkja Islandia
Hallgrimskirkja
Solfar Islandia
Sólfar


3. Thingvellir National Park

Pues ni más, ni menos: un parque natural.
No es lo más impresionante de la isla, a mi parecer, pero desde luego vale la pena hacer una parada si tienes tiempo.
El paisaje es precioso. Cerca del centro de visitantes hay un mirador con vistas a una gran llanura semi-inundada por brazos de agua que entran desde el mar, montañas a lo lejos y un río. Si tienes la suerte de ver este paisaje nevado, es aún más precioso.
Hay varias rutas para hacer a pie. Nosotros hicimos una cortita que pasaba junto a la Lögberg (la roca de la ley), donde se cree que se reunía el Alþingi, el primer parlamento islandés, para leer las leyes y que todo el mundo estuviese informado (a falta de tele e internet...) y junto a la Öxarárfoss, una cascada que se forma en el río Öxará a su paso por el parque.

Thingvellir National Park Islandia
Vista desde el mirador

Thingvellir National Park Islandia
Öxarárfoss


4. Geysir & CIA

El Geysir original está más que muerto, pero sigue vivo en nuestro recuerdo gracias a que dio nombre a este fenómeno, que no solo se da en Islandia.
Podría explicar lo que es un géiser, aunque probablemente tengas al menos una ligera idea de lo que es, pero creo que Wikipedia te ayudará más que yo, que entendí su funcionamiento a base de dibujitos en una guía.

El géiser que sí está activo es Strokkur. Se encuentra muy cerca de Geysir y otros géiseres en el área geotérmica de Haukadalur. Según Wikipedia "expulsa chorros de agua caliente cada 14 minutos", pero mi experiencia me dice que tarda entre 5 y 8 minutos.

La verdad es que es muy curioso. Eso sí, más te vale no estar muy cerca si no quieres acabar calado.
Cerca de los géisir hay un par de mini-lagunas (charcos, si quieres) de agua cristalina con unos agujeros que no quieres saber adónde llegan.

Al otro lado de la carretera que pasa junto a los géiseres hay un centro de visitantes con productos típicos de Islandia (ropa de montaña, prendas de lana, etc etc) bastante interesantes, aunque caros.

Geysir


Geysir


5. Gullfoss

La "cascada dorada". El río Hvitá cayendo en picado a las entrañas de la tierra a través de un corte que te hace sentir diminuto.
El río baja con mucha fuerza, quizás más a partir de la primavera, cuando empieza a derretirse la nieve de las montañas y derepente se pierde en un abismo del que apenas se ve el fondo. Es todo un espectáculo de naturaleza salvaje. Precioso. Si hace sol es muy probable que veas un Arco Iris en mitad de la cascada, debido a la cantidad de partículas de agua que hay en el aire.

Gullfoss


6. Hekla


Un pedazo de volcan prácticamente junto al mar; el más activo de toda la isla. Si te atreves, hay excursiones a la cima, pero solo en algunas temporadas. Si te interesa, echa un vistazo a Arctic Adventures, que además ofrecen muchas otras actividades.



7. Seljalandsfoss


Quizás no sea una de las cascadas más famosas de Islandia, pero a mi ver es una de las más bonitas entre los miles de cascadas que debe de haber en ese país.

Tiene una caída espectacular y un caminito que permite pasar por detrás de la cortina de agua, si no te importa remojarte un poco.

Seljalandsfoss

Seljalandsfoss



8. Skógafoss


Una de las cascadas más famosas de Islandia y la tercera en lo que va de lista.

Si algo caracteriza a Islandia, además de la nieve y las montañas/volcanes, son las cascadas. Imposible recorrer más de un kilómetro sin toparte con una.
Skógafoss es bastante grande y puedes acercarte a ella prácticamente hasta tocarla. Hay un camnito con escaleras que sube hasta la parte más alta de la cascada. Hay que estar mínimamente en forma, porque esas escaleras son criminales...


Skógafoss



9. C117-D estrellado en Sólheimansandur



Un avión de las fuerzas aéreas de los EE.UU. se estrelló en 1973 en una playa de Islandia. Al parecer los tripulantes pudieron salvarse y todo el mundo debió de olvidarse de aquello, porque 41 años después el avión sigue ahí despedazándose poco a poco por el viento.

Realmente vale la pena acercarse a verlo, porque es muy curioso. Está abandonado en medio de una playa de arena negra que se extiende hasta donde alcanza la vista. Es un sitio extremadamente solitario.

C117-D Solheimansandur


10.Svartifoss


A estas alturas te habrás dado cuenta de que todos los nombres de cascadas acaban en "foss". ¡Efectivamente! "Foss" significa "cascada" en islandés.

Esta cascada es otra de las más famosas. Se carcateriza por las columnas basálticas que forman una especie de cueva-altar natural, aunque parece tallado. Este tipo de formación rocosa volcánica se encuentra en muy pocos lugares en el mundo, pero gracias a Wikipedia he descubierto que ¡en España también tenemos! Al parecer en Vizcaya, Gerona y La Gomera, pero por desgracia no lo publicitamos tanto como Islandia o Irlanda (la famosísima Calzada del Gigante). Hay varias rutas de diferente duración que llevan hasta esta cascada. No te vayas de Islandia sin verla.

Svartifoss


---

Podéis ver otra ruta por Islandia (¡en autoracavana!) en el blog de nuestro #postamigo:


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

6 comentarios:

  1. Aquí un enamorado de Islandia que está deseando regresar algún día!!!! Me has hecho recordar uno de los viajes de mi vida. Gracias!!! Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Guardada en favoritos queda esta entrada. Este será posiblemente uno de los próximos viajes que hagamos así que me interesa muchísimo. Saludos!!

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante tu post y muy buenas indicaciones.
    Nosotros ya hemos estado dos veces y con ganas de repetir. La primera cuando aún no iba casi nadie y aquello sí que parecía una aventura. La segunda cuando el turismo ya empezaba a despuntar pero aún era bastante fácil sentir la soledad. Últimamente sospecho que ya está más masificado porque en las fotos que veo por ahí ya hay pasarelas, parkings y servicios. En cualquier caso, la naturaleza allí es brutal y creo que es uno de los mejores viajes del mundo.
    Saludos
    Xavi y Joana

    ResponderEliminar
  4. Sin duda, un país alucinante. Tengo que volver en invierno, a por Auroras...

    Saludos,
    GranPumuki

    ResponderEliminar
  5. Hola
    Yo tambien soy una enamorada de Islandia, he estado dos veces 2012 y 2013 y estoy pensando en volver ya. IMPRESIONANTE.
    Solo comenta que: No hace tanto frio, no esta tan lejos y no es tan caro como pensamos.
    Joana
    Joana

    ResponderEliminar
  6. Las fotos de verdad parecen de un cuento, a mi se me antoja mucho ir a Islandia por unos cunatos días pero eso del camping me da un poco de temor pues nunca lo he hecho, me alegra saber que igual y puedo mejor optar por hostales. Muchos saludos y muy buen post.

    ResponderEliminar

Comenta, ¡queremos saber qué te ha parecido!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...